miércoles, 1 de agosto de 2007

Los adoro, desde pequeñita.



El jardín de la casa de mi hermano linda con un pequeño bosque y por estas
fechas se vienen a visitarnos y estar de tertulia, se pasean por el césped y
luego vuelven por donde vinieron. Los hay de todos los tamaños. La pena, que es
una gran parcela y nos hemos enterado que el dueño quiere cortar los arboles
para edificar....... el dinero..... los negocios..... y demás especie.

3 comentarios:

Carmen dijo...

Son camaleones, verdad? y no te hacen nada?, yo no me atrevería a tocarlos!!

Carmen Mari dijo...

Pués si, son camaleones, no hacen nada, evidentemente no les gusta que los toquen. Pasado un poco estan tan campante por tu mano. Son una monada, y los ojos?, son geniales!!!!.

Steloide dijo...

Con el miedo que siempre me han dado a mí!!! me encanta verlos, pero de lejos, no me atrevería a cogerlos ¿seré cagueta?