domingo, 27 de julio de 2008

Lo prometido


Tarde pero aquí están, esta es la tetería, cada mueble está traído de una parte del mundo.



En este pasillo están las habitaciones, que dan a la piscina, solo hay cinco y arriba dos suite.

La piscina, yo no me bañé, como siempre tenía frió. Mi costilla al fondo, a este solo le faltan las escamas. Jajaja






Entrada a la habitación, estilo tailandesa.



En el restaurante nos sentamos al ladito de esta fuente, pues su sonido aparte de la música tan ideal que había, me encanta.

Y como soy un desastre, no me acordé de hacer fotos a los platos, estaba en cosas mas importantes, jajaja. La verdad es que cuando me acordé ya nos habíamos comido el postre. Y como todo se termina.

Colorín colorado, este cuento se ha acabado.

jueves, 17 de julio de 2008

Las mil y una noches

Antes que nada, Felicidades a todas las Carmen.
Os voy a contar con lo que me sorprendió mi costilla.
El día catorce fue nuestro aniversario y el dieciséis mi santo, así que el buen señor el días quince después de comer me dijo:
- ¿Sabes?, me apetece un té.
- Yo con mas sueño que una espuerta de gatitos, ¿ahora, mejor un poco mas tarde?, dormimos la siesta y a las seis o siete, vamos.
- Vale.
A las cinco y cuarto.
- Yo creo que ya podemos irnos.
Pensé: Este está tramando algo, pues con lo que le gusta una siesta.... Será mejor que me deje llevar.
Con toda mi alma de cántaro.
- ¿Me pongo el bikini y luego vamos a la playa?
- No, no. después ya veremos.
Nos montamos en el coche, carretera de Cádiz-Málaga y a la altura de campano, cambia de sentido y se mete en una hacienda, yo la había visto alguna que otra vez desde la carretera y había pensado que era un "puticlub".
- ¿No me llevaras ahí?
- Tu entra y miras, luego me dices.
Me quedé muerta, era como trasladarte a otra época, mi costilla había reservado mesa para cenar y una habitación.
- Pero, como nos vamos a quedar si no tenemos ropa.
El: - Un momento,
Fué al coche y saco dos bosas de ropa.
- ¿Eh?.
Contenido: cuatro faldas, un vestido, cinco collares, un bikini, las braguitas de otro.
Fué genial, pues pensó en todo. Bueno en todo no, se le olvidó la ropa interior. y algo para las faldas. Jajaja.
Ha sido mágico, los dueños simpatiquisimos y sus hijas encantadora. os dejo la página, al final hay un vídeo donde se muestra la hacienda.
Editado para deciros, en unos días os subiré fotos y los regalitos.

jueves, 3 de julio de 2008

Fuerte viento de levante en el estrecho

Pues si, el fin de semana pasado nos fuimos a coger viento a Tarifa. Nunca mejor dicho.....

¡Madre mía!, ¿viento?. No creo recordar haber estado nunca en Tarifa con este viento y además con este frío, siiiii, frío de invierno.

Esta era la vista que teníamos desde la terraza, jijiji.

Es una ciudad muy bonita, pero con demasiado turismo, yo los llamo "hipijos".Así que a partir de ya, imposible.

Mejor te quedas en casa, pues te clavan por todos lados.

Volveremos después del verano, somos demasiado egoísta y nos gusta pa nosotros solos.

Al fondo se puede ver África. De noche tiene una vista preciosa.

Bueno, y ahora sin que sirva de precedente, la menda.