domingo, 27 de julio de 2008

Lo prometido


Tarde pero aquí están, esta es la tetería, cada mueble está traído de una parte del mundo.



En este pasillo están las habitaciones, que dan a la piscina, solo hay cinco y arriba dos suite.

La piscina, yo no me bañé, como siempre tenía frió. Mi costilla al fondo, a este solo le faltan las escamas. Jajaja






Entrada a la habitación, estilo tailandesa.



En el restaurante nos sentamos al ladito de esta fuente, pues su sonido aparte de la música tan ideal que había, me encanta.

Y como soy un desastre, no me acordé de hacer fotos a los platos, estaba en cosas mas importantes, jajaja. La verdad es que cuando me acordé ya nos habíamos comido el postre. Y como todo se termina.

Colorín colorado, este cuento se ha acabado.

4 comentarios:

cybernekanekane dijo...

Oye, pues para parecer un puticlub desde la carretera, luego por dentro está muy bien...Un besote muy fuerte. Muakkkkk

Liggy dijo...

Hola Carmen Mari!

Que maravillosa sorpresa!!!

Recién me entero pero igual te deseo feliz aniversario ;) ... y se ve que lo pasaron genial!

Lindas las fotos, lindo el sitio y lo mas lindo el amor que te tiene tu marido.

Besitos.

Pilar dijo...

Precioso, si al final va a ser cierto eso de que las apariencias engañan :)

Liggy dijo...

Carmen Mari gracias por tu comentario ... a veces yo también creo que soy una maquina jejej es que no se de donde saco tiempo ;)

Besitos y que tengas un lindo fin de semana.