sábado, 18 de octubre de 2008

Aquí sigo

Pues si, he vuelto aunque nunca me fui seguía leyendo vuestros blogs, pero la verdad es que no tenía muchas ganas de escribir, con la movida que tengo laboral. Aquí sigo esperando acontecimientos, esto es una larga agonía que aunque se está prolongando demasiado, el final será el mismo, nos iremos a la puñetera calle unos pocos.

Como os dije en el post anterior os muestro nuestra visita a Ecija. Es uno de los lugares donde se puede ir a olvidarte del mundanal ruido y evadirte de los problemas con esta fantástica gente en esta maravillosa casa de Antonio y Nati.










Esta casa está hecha, por ellos, lijando muchas horas, reformando y creando son los dos unos manitas. Esta era una casa de varios vecinos, por supuesto llena de espantosos azulejos.

Cambio de tercio, sigo haciendo cositas, como por ejemplo desbaraté el chal que estaba haciendo blanco, maldito el momento que lo pensé y lo hice pues los pelitos acabaron con mi paciencia y aún me queda un trozo por quitar, si me falta lana lo haré...

y he comenzado este, me gusta mas el dibujo, es mas divertido de tejer.


Además tengo otras tres cosas entre manos, que las iré mostrando cuando estén acabadas pues son para regalar. Y hay algunas listilla que puede adivinar.
Hasta pronto, espero que sea con buenas noticias.

4 comentarios:

Liggy dijo...

Hola Carmen Mari!

Que lindo lugar, realmente un refugio de paz.

Y el chal que estas tejiendo ahora me gusta mas ;)

Cari~os.

Lolita Blahnik dijo...

genail la casa de esos amigos. Vale la pena trabajar tan duro en un proyecto asi!!!

Carmen dijo...

¡bienvenida de nuevo! se notaba tu ausencia, espero que las cosas cambien a mejor.
Un abrazo

*Ana* dijo...

Gracias por el comentario! Que bonito lugar... y que bonito chal!