martes, 30 de junio de 2009

Sin prisa pero sin pausa

Aquí sigo, con poco tiempo para todo, pero todo lo llevo palante.
Os cuento; Por las mañanas voy al gimnasio, pues me estoy convirtiendo en una albondiguilla sobre todo a la altura de la cintura, cuando me miro al espejo me horrorizo ¿donde estoy? ¿donde me fui?. Así que tengo que volver a mi peso anterior. Pero chicas os juro, como engorda no sofocarte por el trabajo y estar sentada estudiando como si hubiese retrocedido en el tiempo. En fin la buena vida la tengo que pagar de alguna manera.

Como os decía a las nueve y media me voy al gimnasio y el resto de la mañana , ya sabéis, casa, comida y compra. En el orden que queráis. Las tardes hasta la hora de cenar son enteritas para estudiar y por las noches pues hago lo que me gusta que luego os lo iré mostrando. El punto lo he aparcado un poco hasta que pase el verano, aunque hice un buen alijo de lanas antes de abandonar por el calor.

La playa solo para los fines de semana, ¡eso es lo que hay!. Ya vendrán tiempos mejores.

El otro día compré una lupa pues la presbicia, se esta ensañando conmigo. Esto es lo que tengo que agradecerle a mi trabajo, tanto ordenador..... Bueno, como os decía es genial un brazo con lupa y fluorescente, genial, genial. estoy encantada.



Esto es lo que voy combinando, ratito ganchillo, ratito punto de cruz. Cada uno se relaja como quiere o puede. ¿no?




No se cual será el destino de este, ¿como llamarlo?.... el original es un tapete para una mesa, pero creo que yo lo colocaré de cortina en la ventana de la cocina. Ya os lo mostraré cuando llegue a su fin.


Y este es el otro trabajo, con el que tengo que utilizar la lupa.




Siento no poder haceros comentarios en vuestros blogs, pero os aseguro que os sigo.

Espero, que salgan pronto los examenes y por supuesto aprobar.