viernes, 19 de febrero de 2010

En Chiclana tenemos agua para vender, prestar y regalar. ¿Alguien quiere?

Aquí sigo, un poco pocha con tanta agua. Yo como la moda, primavera-verano y el resto del tiempo como los osos, en la osera. Os lo prometo no lo resisto. Desde el quince de Diciembre habrá dejado de llover si acaso tres tristes días, el resto lloviendo como si en su vida lo hubiese hecho, ¡ahhhhh! todo está inundado, carreteras cortadas, una reverenda porquería. El otro día tuvimos que ir a un pueblo a unos veinte km. y nos quedamos asombrados de como estaba el campo, era como Galicia, todo verde y lo que no, por supuesto inundado. Y para muestra un botón. En fin un chorrooooo de alegría.
Tampoco es que en mi tiempo de clausura me dedicara mucho a tejer, mejor dicho mas bien poco. Estoy tejiendo esta bufanda con una lana muy bonita y muy suave al tacto os subo al foto. Creo que le haré algunas modificaciones, Ya veré.



Por supuesto que en el cajón desastre aun quedan cosas pendientes por terminar. pero.... ahora no plisss.



No hay comentarios: