lunes, 24 de mayo de 2010

Después de una pequeña ausencia

Estoy de vuelta, después de una temporada en la que no he tenido tiempo de nada y de todo. Os cuento.
Antes que nada os quiero enseñar la cortina para la cocina que he tenido que colocar, por tener una vecina un pelín cotilla y que me pone a docientos por hora, esto era un gran tapete, pero yo recorte por aquí, recorte por allá, un agregado por aquí y otro por allá y al terminarla después de una larga temporada ha quedado así. Y estoy encantada, pues aún la veo intentando morcillear, ¡que se le van a salir las bolillas de los ojos, señoraaaa!.

En febrero fué mi cumpleaños y mi costilla me regaló un viaje a París. Ha sido un pedazo de viaje. El hotel lo teníamos al lado del louvre, así que no hemos tenido que coger el metro casi para nada, solo para Versalles y Disney. Hemos hecho una media de 24 km diarios. Como comprendereis nos hemos pateado muy bien París, creo que hemos visitado mas de lo que se esperaba. Y como era de esperar, me llegué a la tienda de La droguerie, disfruté como un cochino en un charco, había tanto donde elegir que al final solo compre uno de sus libros. Eso me pasa cuando lo quiero todo, que no se que llevar.

Me asomo sin que sirva de precedente, es la segunda foto mia que subo aunque la otra era de mas lejos.






Bueno, esto es una pequeña muestra de siete dias maravillosos, en una ciudad de lujo.